Un día muy grande: nace Mihiberdea

Hoy es un día muy especial para nosotros. Sale a la luz proyecto Mihiberdea, una iniciativa que lleva dos años gestándose y en la que Infotres participa junto con el Basque Culinary Center, Orona Fundazioa, Agifes, Diametro 200, Blasenea, Kimu Bat, Ernetuz y Karabeleko. Casi nada.

Nunca hemos sabido vender bien nuestra propia marca. Lo del «En casa del herrero, cuchillo de palo» es perfectamente aplicable a Infotres. Nuestro lema podría ser «No miréis nuestras redes para haceros una idea de lo que podemos hacer, porque las tenemos olvidadas mientras gestionamos las de nuestros clientes».

Pero si ahora no hablamos un poco de nosotros mismos no tendríamos perdón. Somos parte de un proyecto precioso, y estamos trabajando codo con codo con expertos de un nivel enorme, haciéndonos cargo del área de comunicación y marketing. Y estamos muy orgullosos de los resultados que vamos obteniendo. Por ahora apenas hemos hecho ruido; toca irlo preparando todo.  Pero confiamos en que el proyecto coja vuelo en los próximos meses.

Resumiendo un poco, estos agentes de los sectores gastronómico, agronómico y social hemos cooperado durante dos años en un proyecto que pretende innovar en la huerta y en la cocina, así como fomentar la inserción laboral de personas con problemas de salud mental. Cada uno en su tarea, hemos desarrollado una investigación que permitirá poner en marcha pequeñas explotaciones de producción ecológica en cuarta gama para abastecer al canal Horeca. Y hoy hemos presentado los resultados en el Basque Culinary Center.

Esta colaboración, financiada por Gobierno Vasco y Fondo Europeo de Desarrollo Rural, se ha centrado en el análisis de decenas de variedades de plantas de hoja, así como en el estudio de los detalles técnicos relacionados con el cultivo, la transformación y el envasado. Como resultado de este proceso, hemos desarrollado Mihi Berdea, una innovadora línea de mezclums de brotes frescos, ecológicos y con matices de sabor poco conocidos, con los que pretendemos sorprender al sector de la restauración. Asimismo, el conocimiento adquirido en este proceso servirá para que otros agricultores puedan ampliar su producción y poner en marcha iniciativas que renueven la oferta del sector.

Además de su aportación a los sectores agrícola y gastronómico, la nueva línea de negocio que surge a partir de este proyecto y que llevará a cabo Karabeleko favorecerá la inserción social y laboral del colectivo de personas con enfermedad mental. Como os decíamos, un proyecto precioso del que estamos muy orgullosos. ¡Seguiremos informando!

Lluvia de premios para el vino ecológico de Castillo de Mendoza

vinedos_Castillo_Mendoza-tx

Una lluvia de premios está avalando el trabajo de la bodega Castillo de Mendoza, que ha obtenido galardones en todos los concursos, nacionales e internacionales, a los que se ha presentado este año. Los primeros premios en competiciones tan prestigiosas como el Ecovino 2014 y el Ecoracimos 2014, además de los primeros puestos logrados en certámenes de Gran Bretaña, Bélgica, Alemania y Francia, confirman a esta bodega riojana como una de las más reconocidas en las catas. Continue reading

Una empresa vasca apuesta por los muebles low cost made in Euskadi

 LUFE_LITERA

La empresa Indubrik, con sede en Soraluze, acaba de lanzar al mercado una gama de muebles de bajo coste y alta calidad, creados con madera maciza procedente de bosques autóctonos y con certificación ecológica. Su producto estrella es una cama con un precio de 20 euros que puede montarse en apenas 5 minutos. Continue reading

Por qué debe haber vino ecológico de gran calidad

Imagen de una bodega de Castillo de Mendoza“El gran reto del vino ecológico es apostar por la calidad. No basta con incrementar el número de hectáreas dedicadas a las vides ecológicas si no se producen grandes vinos”. Así lo aseguran los responsables de Castillo de Mendoza, uno de esos clientes especiales con los que tenemos la suerte de trabajar. Sus vinos son realmente excepcionales, así que las labores de comunicación se hacen sencillas, en la medida en que la calidad del producto está fuera de toda duda. De hecho, esta bodega ha sido recientemente galardonada con el premio Gran Ecovino de Oro gracias a su caldo Noralba 2010. Esta preciada distinción certifica el éxito de la apuesta de esta empresa, con origen en San Vicente de la Sonsierra (La Rioja), para la que la producción ecológica es “una herramienta para alcanzar el vino que deseamos”.

El propietario de la bodega, Eloy Mendoza, lo tiene muy claro. Convencido de que tienen «la mejor uva de La Rioja«, proclama que el reto principal es lograr que los vinos ecológicos sean también excepcionales. Pese a que España es el principal productor mundial de vino ecológico, advierte de que “en demasiadas ocasiones el productor ha optado por obtener el sello acreditador de producción ecológica creyendo que bastaría para incrementar sus ventas. Sin embargo, los consumidores con mayor sensibilidad ecológica también demandan vinos de calidad, y esa necesidad no siempre se atiende”.

El Noralba 2010, que se impuso el pasado mes de junio en los premios Ecovino de Oro, reconocidos por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, es el resultado de esta exigente apuesta. Las uvas, 80% tempranillo y 20% graciano, proceden de ocho hectáreas de viñedos de agricultura ecológica. Tras la elaboración al estilo bordelés, su cuidada fermentación se produjo en pequeños depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada. La crianza se prolongó 15 meses en barricas nuevas de roble americano y francés, y antes de la comercialización el vino ha estado un mínimo de 12 meses en botella. Para degustar alguna de las 12.000 botellas producidas es preciso acudir a vinotecas, tiendas especializadas y restaurantes. Aunque eso sí, es posible encontrarlo en tres continentes, ya que se ha exportado a varios países de Europa, América y Asia.